Entradas

Mostrando entradas de 2016

El amor según William Parrish

Imagen
Y bien, ¿quién es William Parrish?... William es un poderoso magnate cuya vida se ve "alterada" por la llegada de un joven llamado Joe Black. Para los que no han visto esta película (conoces a Joe Black, 1998), se las recomiendo ampliamente; y es que No es una película, es una gran metáfora de la vida y la muerte que se basa en una sola palabra: amor.

Les comparto una breve explicación del Amor de William, esta escena sale antes de conocer a Joe Black.

{}  
Te escucho siempre...
No hay ni una gota de emoción, ni el mas mínimo entusiasmo. Demuestran la misma pasión que 2 pingüinos.
¿Dónde está tu arrebato?
Quiero verte flotar, cantar apasionadamente, bailar en éxtasis.
Que seas delirantemente feliz, o dispuesta a serlo.
Sé que suena cursi, pero..
El amor es pasión, es obsesión, es no vivir si esa persona falta.
Pierde la cabeza, enamórate locamente de alguien que te ame de igual manera...
¿Cómo encontrarlo? olvida el intelecto y hazle caso al corazón. No lo oigo en ti.
Lo ci…

Una noche con el mar

Hubo una noche que decidí enfrentarlo,
Sabía que la única manera de poder asumir el control de mis emociones era convencerme de que podía hacerlo, y lo haría.

Salí despacio de la habitación, ella aún dormía... tomé el elevador y bajé al lobby, fue fácil llegar a la orilla del mar... y poder gritarle con la mirada que estaba ahí, frente a frente.

Entré... supe desde ese momento que si lograba salir con vida de ahí, definitivamente no volvería a ser el mismo de ayer. 
Conocí el llanto de un mar que se miraba enorme y regocijante, que lloraba de felicidad por tanto que podía dar, y poco que se le apreciaba en la realidad; un mar asequible de historias viejas, de mitos y leyendas.

Jugué, brinqué y me dejé llevar por su oleaje, por su sensata búsqueda de hacerte sentir mal, de zambullirte, de ahogarte entre sus fauces.
Y reí al final, porque a pesar de tantos intentos de sentirme suyo, yo lo usé a él; a pesar de ser tan enorme, fue mío en aquel breve espacio que guardé en mi corazón para siempre…

Frase del día

Imagen

Alguien como tú

Imagen

Los árboles también duermen..

Imagen
Los árboles también duermen,  Me lo ha dicho el silencio de sus hojas al anochecer.  Me lo dijo el viento, que noche a noche golpea duro las ramas sin querer. 
Los árboles también duermen,  Me lo a dicho la luna, sonriendo y con  mirada de mujer.  Pues, ¿de qué otra forma la noche se podría entretener? 
Los árboles también duermen, Y no sólo en la noche, también tienen siestas sin parar.  Se trenzan en sueños que cantan a la luz del sol, de los pájaros y la lluvia.
Los árboles también duermen, Con tanto silencio que hasta incitan a volar, De esos vuelos inesperados que te cobijan como sombra a la imaginación,  y te alejan, te persiguen.
Los árboles también duermen, y sus hojas muertas son como la edad,  las estaciones de la vida, de experiencias,  tantos sueños que enterrar.
¿Que soñará un árbol con semejante majestad? ¿Acaso también duerme cansado de tanto trabajar? O Simplemente se doblega ante toda vida que su origen permite crear.

Jorge Gauna
Simples Palabras simplespalabrasblog@gmail.com

De los sueños...

Imagen
Hablemos de los sueños, si. 
No todos los sueños se convierten en realidad, algunos simplemente.. no nacen, no se logran, no son deseados. __


Un Sueño es mucho más que dormir 7 horas al día, mucho más que un simple descanso, más que la simple acción de cerrar los ojos. 
Cuando un verdadero sueño nace, se vive; no de la forma física si no mental, un sueño que nos motiva, que nos mueve de un lugar a otro, de una palabra a una declaración, de un pensamiento a un escrito, y ¿porque no?.. de una idea a una acción.
Un verdadero sueño que luche por  - el cómo sí - que busca oasis de confort en desiertos de agonía, que afronte tormentas y huracanes de esos que son existenciales, que exhibe debilidades y errores, porque la mejor forma de conseguir algo es por la vía del aprendizaje, y no precisamente del intelectual. 
Un sueño que nunca termine y que parezca que no ha llegado, que nos recuerde lo difícil qué es y será lograrlo y nos susurre al oído:  - ¡se puede lograr más! -, que los límites…

La vida...

La vida,
Tan pura y tan viva,
Tan llena de luz y alegría,
Tan vulnerable al tiempo, a la rutina, al viento.

La vida,
Esa que te despeina y te alivia,
Que te busca en casos de soledad y perfidia,
Convertida en silencio, casi siempre desprevenida.

La vida,
Aquella que suele olvidarse de sí misma,
Olvida como aquél roble su esperanza,
Olvida, con ansiedad justa de ser bonanza.

La vida,
Esa que llega y se queda, sin pedir permiso.
La que te confunde con cambios sin previo aviso,
Sí, esa que te hace llorar a gritos,
Y acelera tu corazón en conflicto.

La vida,
Que se viste de gala acompañada de la luna,
que te mira con desdén entre poca ropa y por la noche.
Que se convierte en libido, en besos, en pasión y sin reproches.

La vida,
Llena de caminos y senderos al por mayor,
Que permite ser un objeto sin valor ó un gran sueño,
Que depende de las desiciones de su dueño.

La vida,
Tan simple y tan compleja,
Porque la vida, a pesar de lo bueno y lo malo en su locura,
No puede ser justa, pero siemp…