Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

La espada de oro

En una tierra olvidada por la industria y la anarquía, se decía que vivía un viejo alquimista que se recuperaba día a día de sus heridas en la piel.
Su enfermedad, (enfurecida con su edad) no le permitía volver a sus actividades de antaño. Encerrado en su choza; aquella vida -decían algunos- era una vida de tortura y castigo.
La poca gente del pueblo que le conocía, comentaba entre murmullos que áquel viejo estaba "hechizado" por una brujería negra y antigua, se decía que pronto moriría.

Un buen día un joven herrero se acercó a la puerta de la casa de aquel viejo alquimista. Al hacer sonar la campana y esperar un largo tiempo sin respuesta, decidió penetrar en aquella vieja choza hecha de maderos y un poco de adobe.
El alquimista yacía recostado en su camastro, débil y sin entusiasmo por la Vida. el joven se acercó a él y le habló con voz fuerte:

-Alquimista!, he venido aquí a ofercerte una muerte digna-
De forma inmediata el joven captó la atención del viejo, viendo dicha …