sábado, 12 de noviembre de 2016

El amor según William Parrish



Y bien, ¿quién es William Parrish?... William es un poderoso magnate cuya vida se ve "alterada" por la llegada de un joven llamado Joe Black. Para los que no han visto esta película (conoces a Joe Black, 1998), se las recomiendo ampliamente; y es que No es una película, es una gran metáfora de la vida y la muerte que se basa en una sola palabra: amor.

Les comparto una breve explicación del Amor de William, esta escena sale antes de conocer a Joe Black.

{}  

Te escucho siempre...
No hay ni una gota de emoción, ni el mas mínimo entusiasmo. Demuestran la misma pasión que 2 pingüinos.
¿Dónde está tu arrebato?
Quiero verte flotar, cantar apasionadamente, bailar en éxtasis.
Que seas delirantemente feliz, o dispuesta a serlo.
Sé que suena cursi, pero..
El amor es pasión, es obsesión, es no vivir si esa persona falta.
Pierde la cabeza, enamórate locamente de alguien que te ame de igual manera...
¿Cómo encontrarlo? olvida el intelecto y hazle caso al corazón. No lo oigo en ti.
Lo cierto es que sin eso, la vida no tiene sentido, llegar al final del largo viaje sin haber amado sería como no haber amado.
¡Tienes que intentarlo! Porque si no lo intentas, no habrás vivido.

Quieres que te lo vuelva a decir, ¿pero en la versión abreviada?
No te cierres.
Nunca se sabe, podría abrirse el cielo.

{}

Acá les dejo el link del video completo... au revoir!
Conoces a Joe Black
Simples Palabras
Síguenos en Twitter & Facebook

sábado, 22 de octubre de 2016

Una noche con el mar

Hubo una noche que decidí enfrentarlo,
Sabía que la única manera de poder asumir el control de mis emociones era convencerme de que podía hacerlo, y
 lo haría.

Salí despacio de la habitación, ella aún dormía... tomé el elevador y bajé al lobby, fue fácil llegar a la orilla del mar... y poder gritarle con la mirada que estaba ahí, frente a frente.

Entré... supe desde ese momento que si lograba salir con vida de ahí, definitivamente no volvería a ser el mismo de ayer. 

Conocí el llanto de un mar que se miraba enorme y regocijante, que lloraba de felicidad por tanto que podía dar, y poco que se le apreciaba en la realidad; un mar asequible de historias viejas, de mitos y leyendas.

Jugué, brinqué y me dejé llevar por su oleaje, por su sensata búsqueda de hacerte sentir mal, de zambullirte, de ahogarte entre sus fauces.

Y reí al final, porque a pesar de tantos intentos de sentirme suyo, yo lo usé a él; a pesar de ser tan enorme, fue mío en aquel breve espacio que guardé en mi corazón para siempre, para nunca olvidar que algún día... le rompí el corazón al mar.

Simples Palabras
@Gaunarte 


lunes, 11 de julio de 2016

Alguien como tú




Alguien así en la vida, 

Que te marque, que te dañe el corazón con sus buenos detalles, con su amor y, ¿por qué no? con sus errores y aprendizajes. 

Alguien que te enseñe a ser mejor persona, aceptando que "crecer duele". 

Que te mueva y te saque de tu zona de confort… pero de la mano, sin soltarte.

Alguien que no te ayude a caminar, que camine a tu lado. 

Que te muestre los caminos, pero no decida por ti, y se aferre a soñar contigo.

Alguien que te inspire a Ser Feliz, contigo y con todos. 

Alguien que entienda tus defectos como una oportunidad de Ser mejor, de aprender algo nuevo, y de que sin ellos no serías la misma persona por la que al final, darías la vida por amor. 

Simples Palabras
Ideas Arte - Blogger