La vida...

La vida,
Tan pura y tan viva,
Tan llena de luz y alegría,
Tan vulnerable al tiempo, a la rutina, al viento.

La vida,
Esa que te despeina y te alivia,
Que te busca en casos de soledad y perfidia,
Convertida en silencio, casi siempre desprevenida.

La vida,
Aquella que suele olvidarse de sí misma,
Olvida como aquél roble su esperanza,
Olvida, con ansiedad justa de ser bonanza.

La vida,
Esa que llega y se queda, sin pedir permiso.
La que te confunde con cambios sin previo aviso,
Sí, esa que te hace llorar a gritos,
Y acelera tu corazón en conflicto.

La vida,
Que se viste de gala acompañada de la luna,
que te mira con desdén entre poca ropa y por la noche.
Que se convierte en libido, en besos, en pasión y sin reproches.

La vida,
Llena de caminos y senderos al por mayor,
Que permite ser un objeto sin valor ó un gran sueño,
Que depende de las desiciones de su dueño.

La vida,
Tan simple y tan compleja,
Porque la vida, a pesar de lo bueno y lo malo en su locura,
No puede ser justa, pero siempre será bella.

Jorge Gauna
Simples Palabras



Comentarios

Entradas populares de este blog

SILENCIO Y OSCURIDAD

Seamos parte de ese grupo...