La Extraña Enfermedad del Rey



Según una leyenda antigua, hace cientos de años en un reino, se convocó a todos los Magos, Alquimistas del reino y Curanderos, pues el Rey estaba enfermo gravemente.
El joven Rey se sentía cansado, sin fuerzas ni motivos para seguir viviendo, nadie había sido capaz de diagnosticar la extraña enfermedad que tenía en cama al rey, y que lo alejaba diariamente de sus labores dentro del reino y, aunque algunos pasados de listos le dieron medicina al azar, el Rey no mejoraba.
Un buen día se presentó un pobre hombre del pueblo, quién tristemente observó el momento en que el Rey era llevado nuevamente de urgencia al curandero, en ese momento y, al ver al Pobre Rey en tan mal estado (jamás lo había visto ya que el Rey nunca salía del castillo pues se dedicaba sólo a administrar el dinero), ordenó a los vasallos a vestirle, y que le preparasen un banquete. En un principio todos le miraron atónitos, pero el rey, en un suspiro inusual inclinó su cabeza indicando así, que le hicieran caso a aquel hombre. Después de comer un delicioso manjar, pidió el caballo del Rey y lo acompañó fuera del reino. Le llevó a conocer la Montaña que protegía la ciudad, el pozo de agua en dónde diariamente obtenían sus cosechas, le mostró a los pastores en los campos y el atardecer a las orillas del mar, le convenció a realizar un viaje... fue ahí, que después de una excursión en el bosque... cuándo el Rey comenzó a sentirse mejor.
Después de algunos días, el Rey ya repuesto notablemente, le mandó llamar nuevamente a áquel pobre hombre para preguntarle "cuál había sido su enfermedad" y otorgarle una bolsa de monedas de oro. El Hombre tomó el dinero y le dijo:

- Su enfermedad era la Rutina Mi Rey -

Jorge A. Gauna

Escribiendo un Libro...
Simples Palabras
Twitter @SimplesPa1abras
Fan page https://www.facebook.com/simplespalabrasblog/


Comentarios

Dinora ha dicho que…
Una moraleja del relato podría ser que debemos aprender a escuchar el silencio, buscando en lo elemental las soluciones a lo que nos complica.

Saludos!

P.D. Respecto a "Confidencial"… si, prometo no decirle a nadie, jajaja ;)
Dolores ha dicho que…
Hola Jorge!

Siempre es un placer leer tus letras.

Saludos y que estes muy bien.
Fr@nbar ha dicho que…
Hola Jorge interesante relato, digno de reflexion porque una rutina de forma voluntaria no pesa ni te amarga como el tener una rutina impuesta que te hace mas pesado el dia.

y rescato estas palabras de esees.blogspot.com :La rutina desespera. Es previsible. Pero somos parte de ella. Y no hacemos demasiado para alterarla.

Pd: gracias por la visita
saludos
Jorge A. Gauna ha dicho que…
Dinora:
es cierto, a veces solo es cuestion detenernos un poco y escuchar.
Gracias!
te segurire leyendo!

Dolores:
Me Super contenta saber que sigues por ahi, je je, no hemos coincidid en el MSN, pero sabes ke te Deseo lo mejor para este Nuevo AÑO!

fr@nbar:
es cierto, y lo peor...es que lo SABEMOS!!!!

gracias

Jorge A. Gauna
Enigma ha dicho que…
Hola, te informamos que TU BLOG HA SIDO ACEPTADO en Blogueratura
Al actualizar, recuerda siempre introducir la url comenzando con http://
Cualquier problema con tu cuenta escribe a esta dirección (blogueratura@gmail.com).
No olvides poner un botón de blogueratura en tu blog para que tus lectores conozcan el proyecto.
Puedes también copiar la lista de los últimos actualizados dentro de tu blog.
Blogueratura cuenta con una sección llamada "el artículo quincenal" donde todos los miembros del proyecto pueden escribir, sólo manda a esta dirección un artículo –que no sea cuento ni poema- de no más de 2 cuartillas, junto con una imagen para ilustrarlo. Podrás participar las veces que quieras. Los textos se enlistan y se van publicando conforme van llegando.
También hay una sección que es el blog quincenal donde reseñas un blog que creas que es bueno. Esa reseña sí será revisada por los coordinadores del proyecto y será o no publicada de acuerdo a sus criterios.
Gracias por seguir publicando la palabra
Anónimo ha dicho que…
Muy buena reflexion para ponernos a pensar...........

saludos

Ale Sanchez
Valerian ha dicho que…
Hola!!

Bien dicen que no existen las casualidades si no la obra de Dios, precisamente el día que publicaste esto me internaron en el hospital (es la 4ta vez apenas salí ayer) y de nuevo los doctores no encuantran mi mal solo supocisiones.

Tal vez es cierto lo que dices y no hay nada que nos enferme mas que la rutina y el estres, es algo que quiero pensar sea la causa de mis males

Saludos ya sabes que se te aprecia

No te pierdas!!
Anónimo ha dicho que…
ahh por fin que pude firmar..
pues si la rutina mata todo, seria bueno salir de eso y disfrutar cada momento al maximo, si se puede..
bueno me gusta lo que escribes, lo que piensas, lo que haces..

cumple tus sueños, alcanza tus metas, cuenta conmigo.

Lupita Torres

Entradas populares de este blog

SILENCIO Y OSCURIDAD

Seamos parte de ese grupo...

Más allá de ti...